lunes, 25 de abril de 2016

Día 6 Cracovia (Polonia)

Hoy ha sido un día duro. Hemos visitado el campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Creo que las emociones aún no ha reposado lo suficiente para poder poner en palabras lo que hemos visto y sentido. Nos habían advertido, pero entrar, escuchar a nuestra guía y ver ha perneado nuestra piel de una manera que no sospechábamos.






La expresión en nuestros rostros, las lágrimas en algunos y las miradas de aflicción que hemos cruzado con los numerosos visitantes del campo hablaban de estupor y empatía.

Hemos cerrado la experiencia en círculo y entrelazados compartiendo lo que algunos han querido comentar. Hemos guardado un minuto de silencio y nos hemos abrazado. Nos llevamos mucho, respeto ante el sufrimiento y agradecimiento por lo que tenemos, también conciencia de que los seres humanos compartimos mucho más de lo que imaginamos y de que con nuestra simple decisión diaria de sonreír y construir podemos realmente hacer mucho.

El día ha terminado con una merienda en Wadowice, la ciudad natal de Juan Pablo II, desgastando un rico pastel de crema. Después de la cena, nuestras colegas polacas han preparado algunos snacks para que nuestros alumnos y sus parejas de intercambio pasaron un rato de charla, baile y juego en una sala que tienen para ello en la escuela. Otro día inolvidable.
(Las fotos en breve!)


1 comentario:

  1. "Aprender a estar en la piel de otro, a ver a través de sus ojos, así es como comienza la paz. Y depende de ti hacer que ocurra".
    Barack Obama.

    ResponderEliminar