lunes, 15 de junio de 2015

DÍA 3.


Pasamos la mañana en el instituto, donde los estudiantes asisten a clases impartidas en alemán, a clase de inglés y a clase de español. Por la tarde, vuelta más detenida por Münster. Se descubren palacios; mirada pausada a las casas de la calle principal, las cuales pertenecían al gremio de los comerciantes; vuelta por la biblioteca, con su atrayente terraza-cafetería; entrada obligatoria a las panaderías para ver la gran variedad de panes artesanos y dulces; y sorpresa ante las heladerías: muchas, variadas y llenas. Así que terminamos comiéndonos un "Pretzel" (rosquilla salada) y un "Eis" (helado), hoy se apetece por el calor. Como algunos de nuestros estudiantes están enseñando a bailar sevillanas en el centro, hoy, un grupo de estudiantes alemanes de 11 años, sorprendieron a los nuestros en medio del pasillo con un baile; lo que produce la reciprocidad.

Todos los estudiantes terminan el día con una barbacoa en el río y la profesora va a probar una de las tantas cervezas locales.

video
Al enseñarles a bailar sevillanas, !nos sorprenden con esta coreografía!


Hacia la biblioteca                        En clase de matemáticas            Sólo peatones y bicicletas, Münster
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario