miércoles, 17 de junio de 2015

DÍA 8:

Ya volvemos, a las 7:00 en la estación de tren hacia Münster, de allí autobús al aeropuerto. Se despiden, lloran, se volverán a ver, se invitan.


 

 

martes, 16 de junio de 2015

DÍA 7


Tras llegar al instituto a las 8:00, damos un paseo por Hiltrup haciendo una parada para tomar algo caliente, hoy hace fresco. Entramos en una tienda de bicicletas, es increíble la cantidad de objetos diferentes, desde timbres, a cubre radios, a canastas; merece la pena la parada. Volvemos al centro escolar porque tenemos la despedida con la directora, la señora Schankin, nos desea lo mejor y que el año que viene se repita. Después vamos a las clases. Cuando terminan, volamos en tren o autobús o bicicleta a Münster, tenemos visita guiada. Es la torre Zwinger que formaba parte de la antigua fortaleza que rodeaba a Münster, reconstruida en el siglo XVIII como cárcel, y usada por la Gestapo como tal también. Fue casi destruida durante la guerra y hoy es un monumento a los caídos en manos de los nazis. De allí nos dirigimos al lago Aá, "Aasee", donde los estudiantes dan un paseo en barquitas de pedales. Se lo pasan estupendamente, al igual que esta noche en su barbacoa de despedida.


 
 

 

 


lunes, 15 de junio de 2015

DÍA 6


Vamos hacia Colonia, pero nos bajamos en Wuppertal, a mitad de camino entre Münster y Köln. Nos subimos en el "Schwebebahn", es decir en el mono raíl suspendido. Lo interesante es que fue construido en 1900, y ahí está. Después, volvemos al tren y seguimos hacia Colonia. Es una ciudad prácticamente moderna debido a la destrucción en la guerra, pero, la catedral es monumental. Subimos por una escalera de caracol interminable una de las torres. Vista de la ciudad y del Rin inmejorables. A la bajada, tiempo de compras, regalos para las familias.
 



  

 

DÍA 5

Visitamos el palacio Nordkirchen en Schloss, terminado en el siglo XVIII, se le conoce como "el pequeño Versalles"; como está rodeado de agua y jardines, la tarde se hace muy agradable. Hoy en día es parte de la facultad de Finanzas y su café es famoso por las representaciones teatrales con cena incluida. También vemos en la escuela de equitación los famosos caballos de Westfalia, de fama mundial. Después del paseo, parada forzosa para probar la famosa tarta de manzanas, una de tantas, claro. Terminamos la tarde, dando otro paseo por la reserva natural Venner Moor, es una ciénaga llena de vida, con un muy agradable recorrido hasta llegar a la laguna.


 
 
DÍA 4


El día se despertó nublado y lluvioso, parece que vamos a disfrutar del tiempo alemán. Como los estudiantes están realizando actividades en familia, hoy tocan actividades no programadas. Vamos al mercado de los sábados, en la catedral. Está lleno de puestos: flores mil ; verduras, espárragos blancos naturales; frutas, destacan las fresas aromáticas; carnes y comidas para llevar. Visitamos el museo Picasso , con la exposición "Mapping Paris". Desde la segunda planta, se puede apreciar la cara de Picasso realizada en el suelo de la plaza Picasso, a la que da la entrada principal.


       

DÍA 3.


Pasamos la mañana en el instituto, donde los estudiantes asisten a clases impartidas en alemán, a clase de inglés y a clase de español. Por la tarde, vuelta más detenida por Münster. Se descubren palacios; mirada pausada a las casas de la calle principal, las cuales pertenecían al gremio de los comerciantes; vuelta por la biblioteca, con su atrayente terraza-cafetería; entrada obligatoria a las panaderías para ver la gran variedad de panes artesanos y dulces; y sorpresa ante las heladerías: muchas, variadas y llenas. Así que terminamos comiéndonos un "Pretzel" (rosquilla salada) y un "Eis" (helado), hoy se apetece por el calor. Como algunos de nuestros estudiantes están enseñando a bailar sevillanas en el centro, hoy, un grupo de estudiantes alemanes de 11 años, sorprendieron a los nuestros en medio del pasillo con un baile; lo que produce la reciprocidad.

Todos los estudiantes terminan el día con una barbacoa en el río y la profesora va a probar una de las tantas cervezas locales.

Al enseñarles a bailar sevillanas, !nos sorprenden con esta coreografía!


Hacia la biblioteca                        En clase de matemáticas            Sólo peatones y bicicletas, Münster
  




DÍA 2.
Llegamos al instituto, Immanuel Kant Gymnasium, por la mañana y se lo enseñan a los estudiantes. Es un edificio moderno, con aulas grandes, bien equipadas y de espacios abiertos. Aunque los alumnos más jóvenes tienen 10 años, el centro es abierto, sin rejas, ni muros que lo rodeen. Esto les llama mucho la atención a nuestros alumnos. El área donde se encuentra es grande, ya que está formado por dos centros más, con los que comparte comedor y piscina cerrada. Bajo nuestra perspectiva, parece más una facultad que un centro de enseñanza secundaria. Visitamos el barrio donde se localiza el centro. Al terminar las clases, todos a casa. Por la tarde, vamos a la piscina abierta con los estudiantes de intercambio.


            Paseo por Hiltrup                        El Canal en Hiltrup                                Llegamos al Instituto
    
         ¡En el parque acuático!


Vista del canal de Hiltrup
Durante el presente curso académico 2014-2015 los alumnos del IES Ítaca han tenido la oportunidad de participar en intercambios escolares con Vantaa (Finlandia), Genselkirchen (Alemania), Cambridge y Devon (Reino Unido), Roermond y Amsterdam (Países Bajos) y L´Acquila (Italia).  Pulsando sobre este enlace se puede acceder a información general sobre cada una de estas movilidades. 

Aprovechamos la segunda parte de nuestro intercambio con el Inmanuel Kant Gymnasium, de Münster (Alemania), del 10 al 17 de Junio de 2015, para inaugurar el blog Los Viajes del Ítaca, con el que queremos añadir un punto de inmediatez y seguimiento vivo y directo de las jornadas programadas en cada una de nuestras actividades internacionales.


DÍA 1: SALIDA Y LLEGADA

Llegamos a Münster entusiasmados y cansados por el largo viaje. Tras la llegada al aeropuerto, vamos en autobús al instituto, Immanuel Kant Gymnasium. El reencuentro de los alumnos de ambos países es muy afectuoso. Al terminar las clases, cada uno se fue con su familia. Por la tarde, todos vamos al primer paseo por Münster. Es una ciudad con mucho encanto, donde se nota el nivel de vida y el compromiso de sus habitantes. Todo el mundo va en bicicleta, no importa la edad, dicen que por cada ciudadano hay tres de ellas. Está llena de parques, rincones con flores, edificios bajos, iglesias reconstruidas tras la guerra, bibliotecas, librerías, restaurantes, cafeterías. Tras ser arrasada en la Segunda Guerra Mundial, sus habitantes decidieron reconstruirla, y ahora, tienen una ciudad donde vivir es un placer, especialmente para el visitante.

                         Calle principal, Münster      ¡Embarcamos!


           Ayuntamiento de Münster donde se firmó la Paz de Westfalia                    ¡Bicis, bicis,bicis!